Este plato tradicional por ser habitual en la zona de la Maragatería está comarca se caracteriza por sus construcciones de piedra, callejuelas pequeñas con mucho recovecos, pero muy agradables y limpias, todo envuelto por el encanto natural de la región, la cual es recorrida por la naturaleza, por todas partes. A todo aquel que le guste los sitios que guardan magia en cada rincón, no puede dejar de visitar este lugar y probar un buen cocido maragato, elaborado de la manera tradicional con todos los sabores de la región.

Para muchos el cocido maragato es un plato que identifica en todo su esplendor a la comida típica de la región de León, y es un alimento que destaca por su sabor y ductilidad para adaptarse a los paladares más exigentes, a pesar de que sus orígenes son adjudicados a que era una comida creada por campesinos u obreros. Está versión es apropiada ya que, lo que destaca al cocido maragato, es la variedad de opciones que se ofrecen dentro de un mismo plato, era la forma que tenían las personas que trabajaban en los campos por largas horas, para obtener una buena alimentación con lo que se producía en los campos.

Una particularidad muy importante que presenta este alimento es que se le adjudica una forma distinta a de consumo, es decir que varia el orden estipulado de los alimentos, entonces para comer el cocido maragato deberemos empezar por comer la ración o el grupo de carnes y luego para terminar el paseo gastronómico consumir la sopa; es un plato múltiple, pero en donde cada parte forman el complemento perfecto de un producto diferente en todos los sentidos.

El cocido maragato se compone por un total de siete carnes, una sopa o caldo y berza; estos tres elementos son la base de este plato para aquellos que gusten disfrutar de una comida muy suculenta; el conjunto de diferentes tipos de carnes que se utilizan en este manjar, recibe el nombre de ración y consta de (chorizo, morro de cerdo, paletilla, oreja de cerdo, tocino, carne de vaca, cecina) en la actualidad se puede disfrutar de cocidos que utilizan una cantidad de carne de hasta doce piezas.

En cuanto a su cocción, está se realiza muy lento y con paciencia, se colocan los distintos cortes de carne en agua hirviendo con la intención de generar que las mismas suelten sus jugos y formen un buen caldo, este último será la sopa que degustaremos al final; luego de esto se agregan al caldo los garbanzos para hervirlos, pero se deberá hacer a través de un trozo de tela el cual debe formar una bolsa, está servirá como filtro de decantación, logrando la cocción perfecta de los garbanzos, como así también que los mismos enriquezcan a la sopa. Las verduras en cambio se preparan individualmente, para disfrutar su frescura sin mezclarla con los demás sabores.

A la hora de servirlo, el mismo debe estar caliente para poder disfrutar mejor de los sabores y esa mezcla de aromas, es un plato muy abundante, pero que cada parte es complemento de la anterior, es probable que una vez que se pruebe el cocido maragato, de seguro desearemos volver a visitar la provincia de León para disfrutarle nuevamente.

Leave a Reply